Por: David Ávila

Convencidos de nuestro principio de adhesión ilustrada y de la posibilidad de descubrir juntos las mismas y otras teorías que nos invitan a entender diferentes dimensiones de la realidad, hemos iniciado un ciclo de estudio conjunto entre todos los destacamentos activos en el momento; con el que, además de profundizar nuestros lazos, reconocernos en nuestros debates y entender nuestros argumentos, buscamos orientar el fundamento para el ejercicio investigativo que como colectivo decidimos emprender. Este reto que antes del confinamiento pandémico, semanalmente nos convocó en espacios universitarios y de ciudad y que por estos días de avatares y cámaras web nos enlazan herramientas digitales, ha dinamizado el debate sobre nuestros fundamentos teóricos, epistemológicos y metodológicos como un ejercicio de reflexión y autoreconocimiento de grupo ante nuestros intereses investigativos y nuestros principios como colectivo.

El punto de partida de este ciclo de estudio es el proyecto modernidad/colonialidad/decolonialidad, teoría social contemporánea que reflexiona sobre las relaciones de poder y dominación transformadas y contextualizadas a partir de prácticas coloniales, persistentes esencialmente en la periferia del Sistema Mundo dependiente del Centro, proyecto que, en su complejidad y a medida que exploramos y profundizamos en su estructura conceptual, nos brinda algunas luces para seguirnos pensando, aunque el camino se hace andando y ya vamos encontrando otras rutas para transitar.

Hemos iniciado con el texto “Inflexión decolonial: fuentes, conceptos y cuestionamiento” escrito por Eduardo Restrepo y Axel Rojas; así pues, a través de lecturas grupales una vez a la semana y de forma pausada, dinamizamos debates y proponemos reflexiones contextuales del proyecto, lo que nos deja inquietudes y nos permite debatir sobre prácticas y ejercicios culturales, sociales, económicos y políticos, como por ejemplo ¿cuáles serían los retos para las prácticas LEO en función del proyecto? ¿cuál puede ser el papel de los profesionales de la información y las bibliotecas en estas relaciones de poder? ¿cómo afrontar las relaciones de dominación en momentos de pandemia como el que estamos atravesando?  y, en ese mismo sentido, ¿cómo entender nuestra mentalidad colonizada en la que lo primero que asumimos es que necesitaremos asistencia por vivir en el sur, por ser de la periferia, por estar dominados?

Si bien son cada vez más las preguntas que nos surgen, también son más las ganas de encontrarnos para leer, reflexionar, debatir y orientar en conjunto nuestras bases colectivas para enfrentar juntas y juntos, los problemas sociales que desde nuestros proyectos, acciones y trabajo investigativo deberemos afrontar. 

Share This