Por Laniakea

Intentando escribir un post para BAC, me puse a pensar sobre qué podría escribir. No quería escribir sobre la desesperanza o sobre cuánto tiempo estaré encerrado; entre tantos temas posibles, la escritura creativa es la que más llamó mi atención.

Recuerdo que empecé a escribir cuentos en una clase llamada Tecno CF, pasando del anonimato al desprestigio. Escribía porque quería pensar en historias de amor, de fantasía, de acción, de ciencia ficción… miles de posibilidades.

El primer escrito fue el más intimidante, no sabía cómo escribir (aún creo que no sé cómo), tenía tanto miedo de que no le gustara a los otros… de que dijeran “¿Cómo es posible que haya algo tan malo?” Pero entre más escribía, más aprendía, más confianza tenía y más me divertía. Por esta razón, decidí escribir esta mini-guía que esboza aspectos básicos para escribir una historia.

Sin más preámbulo, comencemos:

1. Querer escribir 

La actitud es muy importante a la hora de escribir, muchas veces no escribimos por temor o por falta de confianza y creemos que para escribir una historia tenemos que escribir un best seller. Las personas que juegan fútbol los domingos lo hacen porque les gusta y se divierten, ellos no dejan de jugar por no ser como Messi o Cristiano. Escribir al igual que practicar un  deporte, requiere práctica y disfrute. Así que no tengas miedo de fallar.

Las ventajas de ser invisible, Stephen Chbosky

2. Elegir lectores de confianza

Luego de estar decidido a abandonar el anonimato y pasar al desprestigio, asegúrate que aquellos que te lean sean personas con empatía, de confianza, y sobre todo, que te tengan una palabra amable y sincera; no queremos que nos digan que es lo peor que han leído (apenas estamos comenzando o retomando), queremos que nos digan qué cosas podríamos mejorar, qué les gustó, qué no les gustó, qué enredos ven o qué agregarían, para así poder mejorar.

3. Crear un mundo

A la hora de escribir nuestra historia es importante que conozcamos cómo es el mundo en donde se lleva a cabo, puede ser en un mundo medieval, un mundo donde los simios son la “raza superior” o un mundo en donde haya una pandemia; entender esto hace que sepamos qué colocar o no en nuestra historia, por ejemplo:

Si nuestro mundo es un mundo medieval, no es muy creíble que un personaje reciba una llamada a su celular.

Un buen ejercicio es tomar el mundo que conocemos y hacer cambios, por ejemplo, Medellín; pero en este Medellín todos los habitantes tienen chips de ubicación. Otro punto importante, es que el mundo no tiene que ser descrito en su totalidad, puede ser narrado por parte de los personajes:

– Desde que el gobierno nos implantó el rastreador, nos ha sido imposible reunirnos como era habitual y ahora saben donde estamos siempre -en lugar de decir: 

– En Medellín todos los habitantes tienen un chip rastreador. 

4. Crear y caracterizar los personajes

Los personajes son muy importantes en las historias porque ellos permiten el desarrollo de una trama y dependiendo del personaje, nos encariñamos, odiamos o celebramos sus triunfos y fracasos.  

Como ejercicio para la creación de personajes, se pueden llenar fichas de personajes en donde se caracteriza nuestros protagonistas: nombre, edad, género, altura, peso, personalidad, color favorito y podemos profundizar tanto como queramos; entender el comportamiento de nuestro personaje nos da una serie de acciones, decisiones, palabras que usará nuestro personaje.

Por ejemplo, si nuestro personaje es un niño de 13 años un poco pasado de peso y le ofrecen algo de comer, podemos saber qué puede pedir y qué no puede pedir.

– ¿Qué quieres comer?

– Yo quiero un ____

Es importante cuando estemos creando un personaje imaginarlo, puedes copiar las características de alguien que conozcas, por ejemplo alguien amable o alguien que es muy chismoso; tienes tantos modelos como personas conozcas.

Adjunto una ficha de personajes tomado del sitio literautas.com que puede ser muy útil para el ejercicio:

Ficha de personaje

5. Dar forma a la historia

Ahora, teniendo nuestro mundo y nuestro(s) personaje(s), podemos pensar en la historia; tal cual nos enseñaron en el colegio, toda historia tiene inicio, nudo y desenlace como momentos básicos y dentro de esos momentos, puede albergar muchos más elementos, los cuales no abordaremos en esta mini-guía.

Inicio

Por lo general, en el inicio se presenta cada uno de los personajes: ¿Quién es? ¿Dónde vive? ¿Qué hace? y, por X causa, ese mundo normal cambia; por ejemplo:

  • Un estudiante universitario que estaba a punto de terminar su carrera en Museología.
  • Una mujer que trabaja en la búsqueda de la cura del covid-19.

Ambos tenían una vida normal hasta que algo cambia en su vida y los lleva a enfrentar situaciones. 

Nudo

En el nudo se trabaja la resolución de problemas (que no siempre es un problema) y el protagonista debe afrontar dicho problema  para poder llegar a un desenlace:

  • Al estudiante le faltaba un semestre, pero debido a una pandemia se cancelaron las clases y ahora debe encontrar una forma de sobrevivir.
  • La mujer encontró la cura del Covid-19, pero una agencia trata de que la cura no sea publicada.

El conflicto se da en esta etapa de la historia y es necesario para que la historia se desenvuelva en un final, cabe aclarar que en el nudo no siempre hay un problema, la mujer podría descubrir la cura y el nudo ser sobre cómo ella hace para que la vacuna se produzca en masa. 

Desenlace

En esta etapa, se narra el final de la historia, la solución a los problemas que los protagonistas deben enfrentar, se derrota al villano, rescata a su pueblo, se libera de la esclavitud, y como en la vida real no todos los finales son felices, también puede ser que rescate al pueblo, pero el protagonista muera; que no encuentre una cura y las personas deban vivir de una forma distinta. Así, tomando como base el segundo ejemplo expuesto anteriormente, podrían plantearse como desenlace las siguientes opciones:

  • La mujer dio un discurso ante todo el mundo exponiendo la cura y ahora no pueden ocultarla, pero cuando llegó a su casa encontró que sus cosas estaban destrozadas y le tocó esconderse para no ser asesinada. 
  • La mujer decidió vender la cura a una multinacional para que se encargara de distribuirla a los países más ricos. 

Ahora, teniendo en cuenta todos estos elementos, puedes escribir y mostrarle a tus amigos que todos podemos escribir historias ¿Te animas a escribir una?

Share This